El Inquisidor - Noticias
Yerba Buena, 22/oct/2020

El Bernel no vende humo
Locales

El Bernel no vende humo

El Inquisidor - El Bernel no vende humo

09-07-2020


El Bernel es un barrio ubicado en la zona noreste de la ciudad de Yerba Buena, que por esas casualidad de la vida lleva el mismo nombre de un histórico basural que lo precede en lo físico y en la fama de ser uno de los mayores centros de contaminación de la provincia.

¿Qué significa «la quema mata»? ¿Cómo entender los problemas que expresan los vecinos y reflejan las noticias cuando el basural se incendia y tapa de humo a todo el barrio? .La demanda vecinal parió la conformación de comisiones mixtas, decretos de emergencia, proyectos de ordenanza, intervenciones en la Defensoría del Pueblo, decenas de reuniones y convenios estatales. 

 

 

 

 

La cercanía de este barrio al basural representa el primer problema en sus historias clínicas. Las consecuencias del humo del basural no son ficticias, no son irrelevantes y recién ahora son reconocidas. Varían desde afecciones respiratorias hasta la propia muerte. Para los vecinos y vecinas del Barrio  Bernel  no pasa desapercibido, muchos cargan con esas consecuencias en el cuerpo o en el recuerdo de algún familiar.

Uno de los denominadores comunes de la vida moderna es la generación de residuos. La sociedad de consumo se ha desentendido durante largo tiempo de las consecuencias del descarte de los productos que son consumidos en plazos cada vez más breves, con la consecuente problemática de la generación de residuos y su disposición, problema que al día de hoy no ha encontrado una respuesta satisfactoria. Argentina genera unos 1,03 kilogramos de residuos por día (variando dicho consumo según la localización. En 2019 se había anunciado la concreción de un centro modelo de compostaje en el lugar, pero a pesar de esto la quema sigue afectando a los vecinos de lugar. “La intención es recuperar espacios en este predio, que históricamente fue un basural. Ya hemos limpiado aproximadamente una hectárea y estamos trabajando todo el día reduciendo el verde con la nueva máquina chipeadora”, explicaba en aquella oportunidad  Claudio Graña, quien era  Director de Medio Ambiente municipal.